El congreso Multiplicity está organizado por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el European Institute for Progressive Cultural Policies.

A finales de febrero reunirá en Málaga, además de a los directores de ambas instituciones (Monika Mokre y Manuel Borja-Villel), al director del Centro Pompidou de París (Bernard Blistène) hasta 2021, a los artistas malagueños Rogelio López Cuenca y Elo Vega, a la concejala de cultura de Viena y a representantes las universidades de Berlín, Zúrich, Viena, Londres, Colonia y Málaga, entre otras.

9/12/2021. Después de casi quince años de actividad cultural La Casa Invisible se ha convertido en un referente que traspasa nuestras fronteras. Una prueba más de ello es la celebración de Multiplicity: Un Congreso Internacional sobre el Futuro de las Políticas Culturales en Europa. Tendrá lugar en Málaga entre los días 25 y 27 de febrero, con La Casa Invisible como sede principal. Es una elección que, en palabras de Sara Buraya, coordinadora de L’Internationale y de Museo en Red del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, dependiente del Ministerio de Cultura, «resulta lógica, por la labor que La Invisible viene desarrollando en Málaga para articular redes de cultura crítica y por la colaboración que mantenemos desde hace muchos años».

Para Buraya, «esta larga colaboración nos ha ayudado a pensar el Museo como un espacio que se abre» y ha recordado que «ya en 2017 el Museo Reina Sofía celebró en La Casa Invisible el seminario Picasso en la institución monstruo. Igualmente, en 2018 el Museo Reina Sofía colaboró con la Casa Invisible para trabajar en «una cultura que se alimente de la creación de los artistas, pero también de la propia ciudad». «Confiamos», ha concluido en relación con la actual amenaza de desalojo, «en que esta colaboración se extienda durante muchos años más».

A pesar de todo ello, «la concejala de cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada, parece no enterarse de la programación cultural que se desarrolla en La Invisible, lo que no es de extrañar, porque en estos quince años nunca la ha pisado». Así lo ha expresado Kike España, coordinador del Congreso por parte de La Invisible. Además, ha resaltado que «La Invisible lleva estos 15 años produciendo cultura, siendo un hervidero de experimentación artística, un laboratorio de prácticas para expansión de la democracia sin presupuesto público ni privado, únicamente con el empuje y la generosidad de miles de personas».

En ese sentido, ha repasado parte de la programación del Congreso, en el que destaca, entre otras, la figura de Bernard Blistène, quien este mismo año ha finalizado su etapa como director del Centro Pompidou de París, además de los artistas Rogelio López Cuenca y Elo Vega, diseñadores del propio cartel del evento. Según ha revelado España, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Viena ha confirmado su asistencia al congreso, donde participará junto a representantes de otras instituciones y universidades de todo el continente, entre ellas Tecla Lumbreras, vicerrectora de Cultura en la UMA. Asimismo, a la cita no faltarán los directores de las instituciones organizadoras, Monika Mokre y Manuel Borja-Villel.

La Invisible «más activa y viva que nunca»

En la rueda de prensa también ha estado presente Florencio Cabello, como uno de los portavoces de La Casa Invisible, quien ha explicado que este congreso servirá de inicio a los eventos con los que el centro social y cultural conmemorará en marzo su décimo quinto aniversario. Cabello ha desvelado que a día de hoy La Casa Invisible sigue sin recibir ninguna notificación de desalojo, a pesar de las declaraciones en sentido contrario de Raúl López, concejal de Urbanismo.

Para Cabello, esta supuesta notificación «sin papeles» solo redunda en «la opacidad» que envuelve a este intento de desalojo urgente que Francisco de la Torre anunció el mes pasado. Además, ha añadido, genera una «clara indefensión a la Casa Invisible», que de esta forma «ni siquiera tiene acceso a ningún supuesto escrito en el que se argumenten las posibles causas de un desalojo». La razón es clara, ha manifestado: «El Ayuntamiento no tiene ningún informe que justifique su decisión, por eso no ha mostrado nada, ni a La Invisible ni a la prensa». Cabello se ha preguntado «a qué inconfesable motivo responden estas prisas, cuando es evidente que somos la única garantía de cuidado del edificio y de que siga destinado a actividades culturales», para acabar recalcando que «el intento de desalojo de La Invisible es el intento de desalojo del Museo Reina Sofía de la ciudad de Málaga».

Una vez más ha recordado que desde el año 2016 «el alcalde tiene en su poder nuestro proyecto de rehabilitación integral por fases, pero no termina de explicar por qué no lo ejecuta». Asimismo, ha desmentido que La Casa Invisible sea insegura y ha afirmado que sus actividades y alianzas culturales están más fuertes que nunca. España recalca para cerrar «en febrero tendremos en La Invisible un congreso internacional que contará con algunos de los directores de los museos de arte contemporáneo más importantes de Europa, y en marzo La Invisible cumplirá 15 años en este espacio con una programación especial del Festival de Cultura Libre y más activos y vivas que nunca».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.